Una técnica sencilla para mantener tus plantas hidratadas, hará que no tengas que visitar tan a menudo tu jardín, ya que a veces por culpa de eso descubren nuestro cultivo o sencillamente no tenemos tiempo para ir tantas veces a regar.

 

 

 

Para mantener las plantas de marihuana se necesitan 2 garrafas de agua, una grande como de 8 litros o 10 litros y otra de un tamaño más pequeño de 5 litros. Debe ser así por que una tiene que caber dentro de la otra. Utilizamos la grande y la cortamos para quedarnos con la parte curva de arriba y el tapón, para que se nos quede con forma de paraguas.

Luego se corta la de 5 litros por la misma zona, pero nos quedamos con la parte de abajo para que haga de depósito.

Cuando tengamos nuestro riego solar preparado tenemos que enterrarlo en nuestro jardín cerca de la planta, dejando el tapón asomando por fuera de la tierra y así podremos llenarlo cuando vayamos a regar. El calor del sol hará que se condense agua el el paraguas y las gotas vayan a parar a la tierra, humedeciendo la zona aprovechándonos el calor del sol.

No tendremos que ir tantas veces a regar los cultivos. En exterior solemos plantar en los departamentos y casas, donde tampoco podemos ir todos los días, ahí también nos ayudará bastante a poder obtener buenas cosechas, ya que en pleno verano necesitan bastante agua y si tienen sequías a menudo la producción merma bastante. Cuando riegues quita el tapón y llena de nuevo la garrafa, así seguirá dispensando agua a tus plantas.

Si quieres hacerlo mejor tenemos la solución profesional, una placa solar con un programador de riego y un sistema de goteo con una bomba de agua. Con éste sistema de kit de riego solar si que podremos hacer riegos precisos desde 15 seg. hasta 600 seg. y podremos programarlo para regar desde una vez al mes hasta 3 veces por día. Podrás regar hasta 20 plantas con un solo sistema, se amortiza de sobra en 1 cultivo.

Así te aseguras de que tus plantas no sufrirán sequías por que será como si tu mismo vas a regarlas. Al no necesitar de electricidad externa para funcionar podrás colocarlo en cualquier lugar aunque no haya enchufes, y sin pilas. Hay sistemas a pilas con bomba también pero dependes de las pilas, si se acaban (y se acaban rápido) no se regarán y se acabarán secando.

Truco para mantener tus plantas hidratadas Los Riegos automáticos a pilas son ideales para ponerlo en nuestro balcón o en nuestro interior cuando nos vamos de vacaciones, pero para un uso continuado mejor que cojamos algo más profesional.