Los ozonizadores son una de las opciones más efectivas para eliminar olores indeseados.

El ozono es un gas (o3) que se genera artificialmente a través de la activación del oxígeno presente en el aire mediante descargas eléctricas de alto voltaje. Tiene una importante acción deodorante, microbicida y oxigenante, siendo altamente efectivo a la hora de eliminar completamente los olores.

A partir de este principio, podemos encontrar en el mercado ozonizadores de todo tipo:

El ozonizador Auto 12v de King Ozono es un ozonizador para el coche que se conecta a la toma del mechero para poder disfrutar de todas las ventajas del ozono en nuestro vehículo. Consume 6w/hora y produce hasta 5mg de ozono por hora.

El ozonizador K-100 de King Ozono está pensado para salas de hasta 100m3 (unos 20m2), liberando cerca de 30mg de ozono por hora. Va instalado en la pared y enchufado a la red eléctrica. Si nuestra sala es algo mayor, podemos optar por el Ozonizador K-100 Plus, que libera 60mg de ozono por hora para el tratamiento de salas de hasta 200m3 (40m2).

El ozonizador OzoVida 1300 de Necen es otra opción si necesitamos mayor poder deodorante. Al igual que los anteriores, se instala en la pared, se enchufa y ya está listo para usar. Cubre un volumen de unos 600m3, produciendo unos 130mg de ozono por hora.

El tubo ozonizador Steril Tube es uno de los ozonizadores más efectivos del mercado. Está diseñado por King Ozono para montarse en sistemas de extracción de aire, acoplándose en el conducto o tubo de extracción y eliminando eficazmente los olores que pasan a través de él. Necesita, al igual que los filtros de carbón activo, el uso de un extractor de aire. Se encuentra disponible en diversos diámetros: 110, 125 y 150 mm, tanto con enchufe europeo como inglés.