¡Oferta!

Blue Hash x 10 Unidades – Dinafem Seeds

$69.900 $54.900

Una dama Indica dura como el hierro

Blue Hash es una semilla de marihuana feminizada que llega con la impronta de las montañas afganas grabada a fuego. En Dinafem Seeds teníamos la necesidad de crear una variedad resistente que encerrarse toda la fuerza de la naturaleza y que fuese una solución para los cannabicultores que se encuentran en zonas con climas complicados, fríos y húmedos. En esos entornos era muy difícil cultivar un producto de calidad pero ahora es posible hacerlo en poco tiempo y con muy buenos rendimientos.
Sexo Feminizada
Genotipo 60% Indica / 40% Sativa
Cruce California Hash Plant x Blueberry
Floración en interior 50-55 días
Producción en interior 475 g/m2
Cosecha en exterior Principios de octubre / Mediados de octubre
Producción en exterior 1100 g/planta
Altura en exterior 3 m
THC* 12-16%

*El contenido en cannabinoides (THC, CBD…) puede variar debido a factores externos como el medio de cultivo, la experiencia del cultivador, el tipo de cultivo (SOG, SCROG…), las condiciones ambientales o la variación genética.

Agotado

Descripción

Blue Hash x 10 – Dinafem

¿Un milagro? No, simplemente un trabajo bien hecho por parte de nuestro equipo de breeders, quienes se pusieron manos a la obra y decidieron, muy acertadamente, trabajar con dos genéticas de primer rango que aportaban rasgos muy interesantes, California Hash Plant y Blueberry. El resultado: una variedad de cannabis todo terreno, con dominancia Indica (60%), excelente para producir hachís del bueno y para hacer extracciones de primera calidad.

Morfología

Blue Hash desarrolla plantas robustas y tupidas con hojas dentadas. Su tamaño dependerá de las condiciones generales del cultivo (maceta, sustrato, método de cultivo, etc.) y de lo que se proponga el cannabicultor. Si en exterior se lleva al máximo puede alcanzar una envergadura de hasta 3 metros pero, si disponemos de poco espacio en interior, se puede cultivar en una maceta no muy grande y su tamaño será mucho más reducido. Su genética Blue aporta gran belleza y al final de la floración, si está expuesta a bajas temperaturas durante la noche, mostrará todo su esplendor con una bonita gama de colores púrpuras y violetas.

Producción

Si hablamos de producción, Blue Hash es una variedad de marihuana que no deja descontento a nadie. El rendimiento es más que satisfactorio, 475 g/m2 en interior y 1100 g/planta en exterior. Y además no se trata de cualquier cosa… Cuando entre principios y mediados de octubre las plantas ya están listas para cosechar en exterior se empieza a intuir lo que nos espera. Pero cuando se empieza a cosechar los ojos del cannabicultor centellean de emoción ante unos cogollos densos y compactos cubiertos por una rica capa de tricomas con los que se pueden hacer unas extracciones y un hachís de la mejor calidad.

Aromas y Sabores

Blue Hash muestra a nivel organoléptico los típicos rasgos de las genéticas afganas puras. En este caso este híbrido cannábico acompaña el intenso aroma a hachís con notas a tierra y a frutos del bosque lo que lo hace todavía más rico y singular.

Efectos

Blue Hash presenta un nivel de THC entre un 12 y un 16%, lo que provoca un efecto potente y duradero, muy relajante, al más puro estilo Indica. Nada más iniciar la cata, una tranquilizadora sensación corporal te envuelve y te deja en un estado que llama al reposo y al sosiego. Es también una planta de marihuana apta para uso terapéutico con buenos resultados para atenuar los síntomas de la anorexia y de los dolores musculares. ¡Sin duda una joya Indica que no puede faltar en tu colección!

Cultivo

Blue Hash es una auténtica bestia, y esté donde esté saldrá victoriosa. Es una superviviente que se puede cultivar con total tranquilidad en las montañas o bajo climas hostiles debido a su extraordinaria capacidad para soportar el frío y la humedad, hecho no muy habitual en las variedades Indica. Es tan dura que cualquiera puede cultivarla, incluso puede ser una opción muy satisfactoria y positiva como primera experiencia de cultivo.

Es importante tener en cuenta que no es muy glotona y que hay que fertilizar en su justa medida, sin pasarse. Con un riego y una alimentación básicos es suficiente para que muestre sin ninguna vergüenza todo su potencial. En resumidas cuentas, es una opción de cultivo muy recomendada en situaciones desfavorables, tanto climatológicas como a nivel de experiencia. Crece rápido y el resultado es excelente. ¿Qué más se puede pedir?